NIÑOS Y MUDANZAS

Alguna vez has pensado, ¿Cómo tomarán tus niños el cambio de hogar? Pueda que para ellos sea más difícil adaptarse a un lugar nuevo, ¡pero no tienes de qué preocuparte! Hoy, te contaremos una serie de recomendaciones a tener en cuenta.

Según estudios psicoanalíticos, ante una mudanza un niño puede volverse fácilmente irritable, lo que puede indicar signos de depresión por la situación. Si bien la mudanza puede ser un acontecimiento cargado de ansiedad para los niños, gran parte de esa carga emocional negativa puede ser aliviada por los padres. Es importante ser conscientes de los riesgos y manejar la situación de forma positiva. La idea es tratar de convertir la mudanza en una situación de cambio favorable, y así bajar el nivel de ansiedad de los pequeños al mínimo.

Entonces, ¿qué recomendaciones se deben tener en cuenta para cumplir este objetivo?

Comunicación

Es fundamental que los padres le cuenten a sus niños la situación que se viene, entre más rápido se lo cuenten, ¡mejor! Así tendrán tiempo de asimilar la noticia y procesarlo mientras se van haciendo a la idea. Debes tener en cuenta que, los niños, generalmente sienten estrés o ansiedad al ver que algo está pasando y no pueden entender qué es. Entonces, evita esta situación y habla lo más pronto posible.

Aspectos positivos de la mudanza

Todo padre debe asegurarse de resaltar los aspectos positivos del nuevo lugar. Menciona los nuevos y divertidos lugares que conocerá, habla bien sobre sus futuros compañeros de colegio e incentívalo a querer mudarse. ¡Que vea que el cambio siempre es bueno!

¡Las cosas para los niños no deben cambiar!

Todo niño cuenta con su propia rutina diaria, con la cual, se siente bastante cómodo. Asegúrate de hacerle entender que esta rutina no va a cambiar. Los horarios de juego, las salidas, hasta los horarios de las comidas, ¡todo seguirá igual en la nueva casa!

El momento de la despedida

Esto no solo implica despedirse de sus amigos, vecinos y otros miembros de la familia. Es importante que el niño también se despida de sus lugares favoritos ya que, seguramente, allí encuentra sus mejores recuerdos. Hazle entender que siempre puede volver, esto se hace explicándole que, una mudanza no es un “hasta siempre” sino un “hasta luego”.

El nuevo dormitorio

La habitación de los niños es lo primero que deben llegar a acomodar. El dormitorio de los niños es importante porque establece un área de la casa que para ellos va a ser segura y familiar, ¡además de ser un espacio propio! Si le das prioridad, seguramente se sentirá mucho más tranquilo y se adaptará con mucha más facilidad.

Tiempo para acomodarse

Los niños necesitan explorar el nuevo mundo que les rodea. Al estar en la nueva casa, asegúrate de llevarlo a dar varios paseos por el barrio, por el vecindario, y todos esos lugares que sabes que serán de su agrado. Enséñale lugares nuevos y crea una amplia expectativa donde los juegos y sus nuevos amigos sean los protagonistas.

¡Todo es cuestión de tiempo! Y de pasar tiempo unidos como familia, solo así los pequeños se sentirán a gusto donde quiera que vayan. Y claro, siempre en compañía de PIR. ¡Pues nosotros nos encargamos de mover su mundo con pasión!

Leave a Reply

 

  • Teléfono: (507) 322-0747
  • Telefax: (507) 322-0745
  • Dirección: centro logístico llano bonito
  • Juan díaz, calle 1 b sur, bodega #12
  • e-mail: ventas@panamapir.com
DISEÑADO POR ONEGONA.COM
Llamar